¿Las sustancias amargas como apoyo al detox?

¿Las sustancias amargas como apoyo al detox?

Un proverbio chino antiguo dice que ‘la verdad a veces es amarga, pero como toda medicina, hay que tomarla‘. Estas palabras datan de una época en la que la gente todavía conocía la importancia de sustancias amargas en las plantas y en la que la alimentación diaria era habitualmente rica en verduras y hierbas amargas. Es lamentable que la situación sea totalmente diferente hoy en día: En el cultivo de los alimentos típicamente amargos se van excluyendo paulatinamente los agentes activos amargos que son tan importantes. Nos llama la atención sobre todo en el consumo de las lechugas de endivia, radicchio o rúcula. Son disponibles en supermercados muchas veces solamente en su versión suave ‘adaptada al sabor contemporáneo’. Debido a esto, muchos expertos han avisado desde hace muchos años de que fuera necesario volver a poner atención en la inclusión de más sustancias amargas en la alimentación diaria.

Qué son las sustancias amargas

Las sustancias amargas no representan ningún grupo de alimentos independiente. Forman su propio grupo farmacológico entre las sustancias vegetales. Aunque sus estructuras químicas pueden ser muy diferentes, todas tienen el mismo efecto: ¡Nuestros receptores en la lengua y en la mucosa bucal nos permiten percibirlas como amargas! En general, las hierbas y verduras son los alimentos que contienen más sustancias amargas.

Entre todas las sustancias amargas figura sobre todo la amarogentina, el compuesto químico que se encuentra en la genciana. Es la sustancia natural más amarga en el mundo y, por consecuencia, de gran valor. ¡La amargura de la amarogentina tiene una proporción de 1 a 58.000.000, lo que significa que todavía es posible saber la sustancia y percibirla como amarga si se vierte una cantidad de 20 ml de amarogentina en una cantidad de 58.000.000 litros de agua (que corresponde a más o menos 386.666 bañeras de 150 litros cada una)!

Qué es el efecto de las sustancias amargas en el cuerpo

Pese a las diferencias en las varias estructuras de las sustancias amargas, son más frecuentes las tres indicaciones que siguen como consecuencia de su consumo:

• son capaces de estimular la producción de saliva y de jugo gástrico
• deben mejorar la actividad del páncreas, de la hiel y del hígado
• tienen la función de mejorar la digestión.

Aparte de estos ‘efectos centrales‘ se recomienda con frecuencia tomar las sustancias amargas en concepto de anorexígeno y apoyo para adelgazar.

Las funciones hepáticas

¡Nuestro hígado es un “órgano desintoxicante” decisivo! En nuestro metabolismo se forman regularmente sustancias tóxicas convertidas en agentes inofensivos por nuestro hígado. De esta manera, el amoníaco tóxico es convertido en urea no tóxica. Igualmente, el hígado hace inofensivo el alcohol. ¡A propósito, es una de las razones por las que, al comprar gotas amargas o un espray amargo, es necesario siempre prestar atención en que sean sin alcohol! ¡Pues, por buenas que sean las sustancias amargas, el alcohol afectará al hígado en vez de activar su depuración hepática!

Se realiza la desintoxicación dentro de nuestro hígado por dos vías diferentes: Transfiere directamente al intestino los agentes contaminantes no hidrosolubles, mientras que se liberan los hidrosolubles en el torrente sanguíneo. Por esta vía, el torrente sanguíneo transporta los agentes contaminantes hidrosolubles hacia nuestros riñones. Aquí, salen del cuerpo por la eliminación de la orina. A propósito: ¡El hígado elimina todos los restos de medicamentos de esta manera!

Entonces, es fácil entender la función importante del hígado en el proceso de intoxicación. Como consecuencia, se debería ‘cuidarlo’ y ‘mantenerlo limpio’, por ejemplo, mediante el consumo complementario de sustancias amargas.

Es posible realizar la desacidificación sin contar con sustancias amargas

Nuestra alimentación es de más en más ácida. Ya sea por comida rápida, alimentos finamente procesados, gaseosas, azúcares añadidos, alcohol, productos de tabaco etc. – o también por estrés, tóxicos ambientales, falta de movimiento etc. – lamentablemente existen demasiados individuos que arriesgan su salud, lo que pone en peligro creciente los órganos del cuerpo de gran significado en relación con la desintoxicación (por ejemplo, el hígado y los riñones).

Como consecuencia, es necesario responsabilizarse por su ‘cuidado’. Es posible consumir las sustancias amargas como medidas de apoyo, porque facilitan la liberación incrementada del líquido biliar, lo que favorece la depuración hepática en la siguiente etapa. ¡Por eso hay muchos expertos en alimentación que llaman la atención sobre la necesidad de volver al consumo de alimentos que tienen un alto contenido en sustancias amargas! ¡Por si no fuera suficiente, las sustancias amargas igualmente desempeñan un papel importante en nuestra homeostasis ácido base! ¡Pues no solamente proveen bases, sino también fomentan su producción! ¡Este proceso se desarrolla por la estimulación de las ‘glándulas basófilas’ en el interior de nuestro tracto digestivo! Con ello, cada ingestión de sustancias amargas enciende nuestra ‘fábrica de bases‘ del cuerpo.

¡Debido a todos estos efectos positivos, se recomienda consumir con frecuencia las sustancias amargas en el transcurso del ayuno terapéutico, en adición al consumo diario general!

Con el fin de que tomes suficientes sustancias amargas en tu vida cotidiana, te presentamos once alimentos ricos en sustancias amargas que se enumeran abajo. Ya sea en cobertura de ensalada, dentro de un smoothie o simplemente en forma del polvo amargo BITTERSTOFFPULVER de M. REICH – ¡Las sustancias amargas te pueden ser útiles!

Estos 11 alimentos son ricos en sustancias amargas

• raíz de genciana
• alcachofa
• hinojo
• centaurium
• bayas de junípero
• ajenjo
• anís
• diente de león
• col rizada
• trébol de agua
• naranjas agrias

Resultado

El hígado es un órgano clave para nuestra desintoxicación. Junto a la hiel y al páncreas, puede ser purificada mediante el consumo regular de alimentos ricos en sustancias amargas. Con frecuencia se recomiende consumir cada vez más sustancias amargas debido a nuestro régimen alimenticio ‘contemporáneo’. A causa de ello, deberías integrarlas en tu dieta diaria, ya sea en forma de brócoli, alcachofas, hinojo – o en forma del polvo amargo preparado BITTERSTOFFPULVER de M. REICH.

Regresar al blog